El poder del cambio climático pende de un hilo sostenido por USA y China


Internacional /

Estados Unidos y China son de los de las primeras potencias económicas mundiales que desde hace unos años ya se encuentran dando los primeros pasos para un proceso de reestructuración económica que, a según, promete un cambio radical con la intención de parar el cambio climático.

Menos emisiones de carbón y daño causados por la producción de petróleo y gas son algunos de los objetivos, sin embargo, el panorama de dicho plan podría cambiar a medida que la relación entre Norteamérica y china sigue se sigue deteriorando.

Durante la administración de Trump, la relación entre Estados Unidos y China se ha vuelto bastante tenza a raíz de ciertos problemas.

Ambos países se han estado señalando constantemente para decirse cuán contaminador en uno respecto al otro y resistirse ante las acusaciones. Como un juego de niños, sin llegar realmente a nada ni cumplir los objetivos que detendrán el cambio climático que amenaza con destruir el mundo.

Tanto China como Estados Unidos son los países responsables de la mayor cantidad de emisiones de carbono que se dan a nivel mundial. La mitad de los gases que están sobrecalentando nuestra atmósfera se debe a estas dos naciones.

En abril, Estados Unidos presentará su informe para el nuevo plan o los nuevos objetivos para contener las emisiones de carbono. China hará lo mismo en los próximos días. Así podremos visualziar y tener un mejor panorama de los objetivos que se platearán estos dos gigantes para detener el cambio climático.

Todavía hay esperanzas, pero todo marcharía mejor si los países siguieran con lo planteado en el acuerdo climático de París del 2015 pues si trabajaran juntos las cosas serían mucho más fáciles.

Sin embargo, Estados Unidos ha acusado a China de espionaje y coloca sus acciones en tela de juicio por las crecientes disputas constantes que tiene China con Hong Kong y Taiwán por el control comercial y violaciones de los derechos humanos.